Profilaxis Preexpsición (PrEP) Para El VIH

Profilaxis Preexpsición (PrEP) Para El VIH

PrEP para el VIH
Profilaxis Preexpsición (PrEP)

La profilaxis preexposición (PrEP por sus siglas en inglés) es una forma de prevenir la infección por el VIH. Profilaxis significa prevención de enfermedades. Con este método, las personas que no tienen una infección de VIH toman una píldora una vez al día para reducir el riesgo de contraer la infección. La píldora contiene dos de los mismos medicamentos que se utilizan para tratar la infección del VIH.

¿Cómo funciona la PrEP para prevenir el VIH?

Los medicamentos de la PrEP limitan la capacidad del VIH para entrar al cuerpo y crecer. 

  • Estos medicamentos normalmente se utilizan para tratar a las personas que viven con VIH. Son muy eficaces para mantener el virus bajo control ya que evitan que se divida y se propague en el cuerpo.
  • Al evitar que se virus del VIH se divida y se propague, estos medicamentos también previenen una nueva infección.
  • Truvada® es el único medicamento aprobado actualmente por la FDA para ser utilizado para la PrEP.

¿Quién debe utilizar la PrEP para el VIH?

La PrEP está recomendada para personas que no tienen la infección del VIH y que tienen un riesgo mayor que el de otras personas de contraer el VIH. Por ejemplo, entre otros:

  • Los hombres gay, bisexuales y otros hombres que tienen sexo con otros hombres y que tienen relaciones sexuales sin protección.
  • Las personas (tanto hombres como mujeres) que son VIH-negativas y que tienen una pareja sexual que es VIH-positiva.
  • Las personas que inyectan drogas.
  • Los trabajadores/as sexuales comerciales.
     

¿Es eficaz la PrEP?

  • Varios estudios han demostrado que la PrEP puede tener una eficacia superior al 90% en la prevención del VIH si se utiliza diariamente. El nivel de protección baja si no se faltan dosis.
  • La PrEP es más eficaz cuando se combina con otras formas de prevención, como el uso de condones.

¿Previene la PrEP otras enfermedades de transmisión sexual?

 No, la PrEP no previene otras enfermedades de transmisión sexual. No obstante, las prácticas sexuales más seguras, como el uso de condones, ayudan a prevenir las enfermedaes de transmisión sexual y el embarazo y aumentan la protección contra el VIH.

¿Qué debe esperar una persona que usa la PrEP?

Si toma la PrEP para el VIH, tiene que comprometerse a:

  • Tener una entrevista inicial y recibir asesoramiento.
  • Realizarse pruebas para el VIH y las enfermedades de transmisión sexual, hepatitis B y de la función renal antes de comenzar la PrEP.
  • Tomar una píldora todos los días.
  • Asistir una consultas médica cada tres meses después de comenzar la PrEP para hacerse pruebas de seguimiento para el VIH.

¿Tiene la PrEP efectos secundarios?

  • Las personas que viven con VIH han usado Truvada® y otros medicamentos similares durante varios años. En general son fáciles de tomar y seguros.
  • Algunas personas tienen náuseas, dolores de cabeza y pérdida del apetito. Estos síntomas se pueden tratar y no presentan riesgo de vida.
  • Algunos efectos secundarios a largo plazo muy poco frecuentes son la pérdida de densidad ósea y problemas renales.

¿Cubre el seguro médico la PrEP?

 Sí, la mayoría de los seguros y Medicaid de Colorado cubren el costo menos un copago o deducible. Hay programas que ofrecen ayuda financiera para personas sin seguro médico para que obtengan la PrEP gratis o de bajo costo.

¿CON QUIÉN SE PUEDE COMUNICAR PARA TENER ACCESO A LA PrEP?

Las personas que creen que tienen un riesgo mayor de contraer el VIH deben llamar al equipo de Linkage to Care de Salud Pública de Denver al (303) 602-3652 para pedir información, hacer preguntas sobre la cobertura del seguro y pedir opciones para tener acceso a la PrEP.

Sources: